Parafilias sexuales, ¿las conoces?

Parafilias sexuales, ¿las conoces?

Las parafilias son pautas del comportamiento en las que la fuente principal del placer sexual procede de una característica, actividad u objeto que no es la relación sexual en sí misma. A partir de aquí, existen más parafilias de las que podríamos imaginar. Hay algunas que se consideran delito, como la necrofilia, la pedofilia o la zoofilia, hay otras más inofensivas que se pueden quedar en el ámbito de la pareja y cuentan con el consentimiento de ambos (bondage, fetichismo…), y otras directamente extrañas, como la formicofilia (excitación sexual al reptar hormigas, caracoles o gusanos sobre los genitales.

Considerar un comportamiento sexual como una parafilia depende de la época, la sociedad, los tabúes… Antes, la masturbación se consideraba parafílica. Ahora, entendemos que el erotismo individual es bastante amplio y libre. Una persona puede tener preferencias o fantasías sexuales insólitas, pero no se considera un problema hasta que ese patrón se convierte en la única manera de excitarse… o hasta que incluye a personas cuya integridad o libertad resulta vulnerada.

Lo “bonito” de las parafilias es que hacen que no nos sintamos solos. Por muy extraño que te creas al excitarte con el plástico de burbujas, seguro que hay alguien ahí fuera al que le ocurre lo mismo. ¡Incluso seguro que tiene nombre!

Centrándonos en algunas de las parafilias más comunes:

  • Exhibicionismo

Implica fantasías, impulsos o comportamientos de exposición de los genitales a una persona desconocida que no lo espera. ¿Quién no se ha encontrado con un tipo así en el tren o en la misma calle? No resulta agradable. Hay otros tipos de exhibicionismo, como excitarse al practicar sexo en público y ser observado.

  • Fetichismo

Utilización de fetiches u objetos no animados para poder lograr la excitación sexual. Desde ropa interior, zapatos, juguetes sexuales… la imaginación es ilimitada. Se puede introducir en la vida sexual en pareja con más o menos facilidad según el objeto en cuestión.

  • Froteurismo

Consiste en tocar y rozar a una persona en contra de su voluntad. Un clásico del metro o del Rastro. Otra parafilia bastante desagradable, ya que implica el no consentimiento de la persona frotada.

  • Sadismo sexual

Consiste en obtener satisfacción sexual a costa de humillar y/o hacer sufrir física y psicológicamente a otra persona. Para poder dar rienda suelta a estas fantasías hay que encontrar a alguien que disfrute siendo dañado o al menos que quiera experimentar. Se ha puesto muy de moda con el famoso libro del millonario guaperas. Si eres un sádico bajito, pobre y sin mirada profunda a lo mejor lo tienes más difícil.

  • Masoquismo sexual

Consiste en excitarse siendo humillado, pegado, atado o cualquier otra forma de sufrimiento. A veces se queda en fantasía, pero si tienes suerte, te emparejas con una persona sádica que te comprenda y disfrute haciéndote sufrir.

Es una práctica erótica basada en la inmovilización del cuerpo de una persona. Las ataduras pueden hacerse en una parte del cuerpo o en su totalidad, utilizando cuerdas, cintas, telas, cadenas, esposas… También se pueden usar mordazas o elementos que priven los sentidos.

  • Voyeurismo

Los voyeurs se esconden para observar a personas desnudas, desvistiéndose o mientras mantienen relaciones sexuales. Pueden ser bastante inofensivos ya que no buscan contacto con la persona o personas a las que espían. Hay foros de voyeurs donde se ponen en común lugares públicos de diferentes ciudades que eligen parejas sin casa ni coche para practicar sexo.

  • Asfixiofilia

Las personas con asfixiofilia sienten placer sexual al obstaculizar o impedir la respiración (propia o de la pareja) durante la relación sexual. Requiere siempre que se realice con el consentimiento de la otra persona y sin llegar a causarle daño. Se comenta que el actor David Carradine murió por asfixia autoerótica durante una masturbación. Hay que tener mucho cuidado con estas prácticas.

¿Conocías estas parafilias sexuales?, ¿sueles practicarlas? Cuéntanos todo en los comentarios. Te esperamos 🙂

Comentarios (2)

  1. Se puede decir que son simplemente una búsqueda de placer de alternativo, ni mejor ni peor, sólo diferente de lo considerado “normal”. Siempre que las personas implicadas estén de acuerdo, adelante.
    Saludos,

    Maryasexora
    15 junio, 2016 Responder
    • Eso es Maryasexora 🙂

      placer.web
      16 junio, 2016 Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.