Anorgasmia

Anorgasmia

Suena temible y nada divertida y es algo que afecta a más mujeres de las que nos imaginamos, pero ¿qué es realmente la anorgasmia?

La anorgasmia es una disfunción sexual femenina que consiste en la incapacidad de tener orgasmos.

Con anorgasmia nos referimos a no tener orgasmos nunca, si una mujer tiene orgasmos durante el sexo oral y no durante la penetración no tiene anorgasmia, ya que la estimulación durante el sexo oral es más efectiva para la mayoría de las mujeres que la penetración. Tampoco se tiene anorgasmia si se tienen orgasmos en solitario y con la pareja no, en ese caso había que enseñar a la pareja…

Aunque parezca increíble hay una gran cantidad de mujeres que no han experimentado nunca un orgasmo o que no saben lo que es.

Pues bien, el orgasmo es la penúltima fase de la respuesta sexual humana. Durante el orgasmo se libera la tensión que se ha ido acumulando en la fase de excitación y se liberan endorfinas de ahí la sensación de placer. El orgasmo viene seguido por la fase de resolución en la que nuestro cuerpo vuelve a la normalidad.

No hay fuegos artificiales, no te quedas inconsciente, ni todas esas cosas que la televisión y los medios de comunicación nos han hecho pensar que pasan durante el orgasmo. Simplemente liberas tensión y sientes placer.

El no tener orgasmos no significa no disfrutar de las relaciones sexuales, una mujer puede excitarse mucho y sentir mucho placer sin la necesidad de llegar al orgasmo y de liberar la tensión de golpe, su cuerpo la puede liberar poco a poco.

Si piensas que tienes anorgasmia hay algunas cosas que puedes hacer tu misma para empezar a disfrutar un poquito más de tus relaciones sexuales. Todo pasa por conocerte un poco mejor, mírate, tocarte y saber qué tipo de estimulación te gusta. Como ya hemos comentado en otros post, nadie puede conocerte mejor que tú misma y si con tu pareja no consigues llegar al orgasmo puede que tu sola si puedas. Muchas veces basta con conocerse un poco mejor para disfrutar más de las relaciones sexuales.

De todas formas, si no has experimentado nunca un orgasmo siempre es recomendable acudir a un sexólogo o sexóloga. Son profesionales que analizarán tu caso de manera concreta y te orientarán para que disfrutes más de las relaciones sexuales.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.